Free HTML5 Bootstrap

Sangre de mí

Andrés Reveco (In memoriam)

Andrés escribía parapetado en su zona existencial: la otra orilla. Sus textos, breves, furiosos, intensos, generalmente adscritos al género negro, demuestran que Andrés prefería ingresar en los deseos más oscuros del ser humano. No. Nunca escribió para agradar al mundo, a un puñado de lectores/as sonrientes, ansiosos de amasar en sus manos una anécdota simple, lineal, unas palabras bonitas, un final feliz. Optó por el camino sinuoso de la sangre, escogió la ambigüedad, los mundos al borde del precipicio, las pulsiones eróticas, los deseos reprimidos. Valentía escritural. Y, ahora, silencio. Escribir es también no hablar, como bien dijo Lispector, y tú, Andrés, nos dejas tus textos, tu sonrisa y generosidad. (Lilian Elphick)

Título:



  • Resumen:




  •  

     

     






    Valor:

  • Agotado